Tiendas con restaurantes, una tendencia que se consolida en EEUU

Cuando hablamos de tendencias en marketing, miramos a los americanos para ver qué nueva locura se les ha ocurrido o cómo están haciendo las cosas que creemos nos pueden funcionar aquí.

Y si combinamos marketing con gastronomía, es evidente que no todo lo que pega en Estados Unidos dará resultado en España, pero sí que nos interesa analizar sus preferencias para adaptarlas a nuestra realidad o buscar nuevos nichos de mercado. Ya sucedió con los hipsters y sus food trucks; el champagne a la hora del brunch o la invasión de los bagels.

Ahora, ponemos los ojos en el hecho de reconducir las comidas rápidas hacia las tiendas minoristas. Grandes almacenes por departamentos tienen, desde hace años, restaurantes para garantizar que sus compradores descansen y se tomen tiempo para comer; pero ya no es suficiente. ¿Qué comen los jóvenes y adolescentes? ¿Menús de primer y segundo plato? No. Se inclinan por tentempiés y comidas rápidas que deben buscar fuera de las tiendas donde están haciendo sus compras habituales.

tendencias en marketing 1
La primera en sustituir su tradicional restaurante por un café más informal (aunque igualmente chic) fue la tienda por departamentos Sacks Fifth Avenue de Nueva York, que cuenta con un espacio ideal para encontrarse con amigos o toparse con alguna celebridad. L’Avenue (el nuevo y glamuroso lugar para comer) se distribuirá por diferentes sitios de la Sacks Fifth para evitar que los compradores se tengan que salir de sus instalaciones.

tendencias en marketing 2
Lo mismo han pensado otros locales como los Bass Pro Shops (dedicados a artículos deportivos y de pesca). Aquí se ha instalado la cadena de restaurantes Fish Co. que cuenta con varios lugares para comer bien sin gastar demasiado. La idea sigue siendo “retener” a los compradores en cualquier momento del día. Los supermercados Whole Foods acaban de invertir en la cadena de sandwichs y comidas rápidas Mendocino Farms. Lo mismo ha hecho la cadena de boutiques de Lexus que cuenta con Intersect para ofrecer comidas mexicanas, francesas y japonesas en Dubai y Nueva York.

¿Comprar y comer al mismo tiempo?

¡Claro que sí! Que nadie sufra por hambre en nuestras tiendas, parece ser la consigna de los almacenes. Incluso la sala de exposición de Porsche en Atlanta cuenta con un restaurante llamado 365 que ofrece platos sencillos con acentos regionales sin muchas pretensiones (tanto en menú como en precios).

Las tiendas de ropa Urban Outfitters también apuesta por esta tendencia con restaurantes firmados por diferentes chefs, pero que en este caso ofrecen comidas asequibles y acordes con el estilo de vida que proponen las prendas de la tienda.

tendencias de marketing 3

Fuente Miami News

Y para terminar con los ejemplos, tenemos la tienda de decoración para el hogar ABC Home que ofrece a sus clientes los restaurantes ABCV (la V alude tanto a vegetales como al chef que propone sus menús, Jean-Georges Vongerichten). Una oferta saludable pero también fácil de pagar y digerir en momentos en que estás concentrado en tus compras.

La tendencia va creciendo. Locales de ropa, cines, tiendas de bisutería y complementos, supermercados… todos los empresarios minoristas son susceptibles de hacer alianzas con restaurantes que ayuden a retener al comprador en ese tiempo de permanencia en la tienda, que los americanos llaman  “dwell time” y que debe rentabilizarse. Además, se fortalece el concepto de que los restaurantes ofrecen experiencias sociales únicas que los consumidores no pueden disfrutar haciendo clic en “comprar” en sus móviles.

¿Será posible algo así en España? ¿Restaurantes o, al menos, rincones para comer bien y rápido mientras hacemos las compras? La legislación lo dirá, pero lo cierto es que cada vez se hace más necesario integrar las zonas comerciales a las de ocio y comida, en una estrategia que suponga un gana-gana para todas las partes.

Zulma Sierra, sígueme en @zulmaandrea