Eres un restaurador o tienes un negocio relacionado con la gastronomía, ¿por dónde empezar?

¿Cómo se mueven tus clientes en las redes sociales? ¿Qué tipo de contenidos comparten? ¿Les gustan más las recetas o las fotos de comidas? ¿Qué restaurantes recomiendan? Si conoces bien a tus clientes 2.0 seguro que puedes realizar un efectivo Plan de Social Media.

Antes de que sigas leyendo, te recomendamos que dejes de pensar como empresario y te pongas en los zapatos de tus clientes. No pienses en catálogos de ventas, enfócate en sentimientos y emociones. En las redes sociales lo que vale es la empatía, la conexión, el engagement. Si sintonizas en el mismo canal con tus clientes, habrás ganado su lealtad.

Pero antes de llegar a ese punto ideal de entendimiento en las redes sociales, es indispensable planificar contenidos y estrategia. Aquí te damos algunas pautas que pueden ser de utilidad a la hora de poner a rodar tu restaurante en redes sociales:

shutterstock_1238585471. ¿Qué quieres lograr con los Social Media? A lo mejor te interesa posicionar tu restaurante en redes sociales para ganar tráfico en tu página web y hacer reservas online. Tal vez tu objetivo sea crear una fiel comunidad de seguidores que atiendan tus recomendaciones culinarias. Quizás buscas posicionarte como referente para cierto tipo de gastronomía. Define bien tu objetivo antes de comenzar tu Plan. Dependiendo de lo que busques, te interesará más dinamizar tu cuenta de Facebook o volcarte en Instagram. Recuerda que cada red social tiene su foco de atención y su lenguaje, y no conviene desgastarse en todas y cada una sólo por el hecho de figurar allí.

2. Una vez tengas claro tu objetivo, estudia a tu público. Ya lo decíamos al comienzo de este artículo y lo reiteramos: saber dónde y cómo se mueven tus clientes en la Web 2.0 es fundamental para ofrecer contenidos que les agraden. En este punto también es clave analizar a la competencia: ¿qué comparten? ¿qué les funciona mejor? ¿qué están haciendo fatal? Herramientas como Google Trends pueden ser muy útiles en esta fase, pues te permitirán elaborar tu propio listado de keywords o palabras clave a la hora de comunicar tus contenidos.

 3. ¿Qué comparto en mis redes sociales? Hablar de tu restaurante o negocio está bien, pero no todo el tiempo. A los usuarios les gusta encontrar contenido útil que puedan compartir, que les robe una sonrisa o que genere comentarios… Si ya tienes claras las palabras clave que pesarán en tus contenidos, puedes instalarte una alerta de Google (Google Alerts) para que te lleguen notas de actualidad relacionadas con estos términos. También puedes dedicar una hora diaria a ver qué cuelgan en sus propias redes aquellas empresas o personas que te interesan. Esto te permitirá crear tu propio banco de contenidos para compartir y te dará ideas para generar contenidos propios.

4. Planifica. Diseñar tu propia hoja de ruta con lo que colgarás cada semana, te permitirá optimizar tu tiempo y tus usuarios sabrán qué tipo de contenidos esperar cada día. Por ejemplo, los lunes puedes dar prioridad a la foto del plato que quieres promocionar esa semana; los martes impulsarás una entrada propia de tu blog; los miércoles compartirás una noticia de actualidad gastronómica; los jueves harás un concurso y los viernes colgarás contenidos divertidos relacionados con el mundo foodie. Esto no pretende ser una camisa de fuerza, pero sí un plan básico. Herramientas de programación de contenidos como Hootsuite pueden ser de mucha utilidad en esta fase.

5. Rodéate de gente especializada en el sector. Comunicar a las páginas amigas que has abierto tus redes sociales, es un buen comienzo. También conviene informar a los blogueros influyentes sobre tus actualizaciones, para que te sirvan como multiplicadores de la información. Con ellos puedes, además, planear campañas puntuales de marketing para difundir mejor tus novedades y propuestas gastronómicas.

6. Mide y evalúa. Es importante que, periódicamente, analices las estadísticas de las redes sociales que has abierto. Esto te permitirá medir el impacto de tus contenidos, planificar en función de lo que haya tenido más acogida y replantear tus estrategias de Social Media.

Recuerda que el mundo online está en continuo movimiento y que requiere respuestas rápidas, acordes con lo que tu comunidad de usuarios esté viviendo.

¿Se os ocurre alguna otra pauta para un buen Plan de Social Media?

Zulma Sierra, sígueme en @zulmaandrea