Para nadie es un secreto que anunciarse e interactuar en redes sociales es una buena manera de atraer nuevos clientes. La gente usa Facebook, Twitter, Instagram y ahora también, Snapchat para quedar con los amigos, recomendar sitios, subir fotos de comidas y calificar la atención de los restaurantes con diversas herramientas.

¿Dónde entra el restaurante en esta ecuación de interacciones? Prácticamente en primer lugar porque lo geolocalizamos, reservamos online, revisamos el menú de forma digital, calificamos públicamente la atención y la calidad de la comida y recomendamos mediante reseñas.

¿Habéis oído hablar de Foursquare, TripAdvisor, Google Maps e incluso Facebook, como buscadores de sitios interesantes y bien valorados por los clientes? Pues bien, si no estamos ahí, escuchando lo que dicen de nosotros y proponiendo nuevas ideas para atraer más clientes, es probable que nadie se entere de nuestra existencia.

marketing en redes sociales 2

Así que… adentrémonos en el mundo del marketing en redes sociales y veamos cómo pueden ayudarnos a configurar nuestra estrategia de marketing y ventas.

Las emociones. Estamos recibiendo tantos mensajes publicitarios por minuto que sólo atendemos a aquellos que muevan nuestras emociones, nuestras fibras. Si conoces bien al cliente de tu restaurante sabrás qué tipo de mensajes comunicar y en qué tono. ¿Que se la pasa trabajando y sólo puede descansar a la hora de la comida? Pues recuérdale que tu restaurante es como su casa, que allí puede sentirse a gusto y en confianza. ¿Que es un sibarita en busca de nuevas sensaciones? Pues atrápalo con fotos estimulantes de lugares exóticos y nuevas recetas que puede probar en tu mesa.

Aprovechar varias redes. ¿Estás promoviendo una oferta de 2×1? No te cortes: publícala en Facebook, Twitter, Instagram y todas las redes sociales que puedas controlar. No te agobies por estar en todo pero si ya has abierto canales de comunicación por redes sociales, utilízalas. Recuerda que para cada medio, un tipo de mensaje pero en términos generales; siempre imágenes (foto y/o video), siempre palabras sencillas, siempre hashtags que te permitan ser localizado.

Una red social no es un flyer. No puedes copiar el modelo habitual de publicidad en medios digitales. Lo que vale aquí es la cercanía, el tono cálido, las palabras de uso cotidiano… En el momento en que encuentres una personalidad propia que defina a tu restaurante, estarás ganando en empatía. En redes sociales nos comunicamos de una forma ágil y amena.

Sin miedo a los comentarios. Algunos restaurantes son reacios a las redes sociales por miedo a los comentarios negativos de sus clientes. ¿Qué más da? Tienes la ventaja de interactuar con las personas que no han salido conformes de tu local y saber exactamente qué pasó para solucionarlo. Además, puedes contar con el ‘apoyo’ de quienes sí están plenamente satisfechos y pueden contrarrestar las críticas con halagos. Llegados a esta encrucijada lo importante es dar la cara. No esconderse ni justificarse innecesariamente sino actuar de forma honesta.

En una próxima entrega os daremos tips específicos para cada una de las redes sociales. Por ahora, os animamos a desempolvar las cuentas que ya habéis abierto y a echar un vistazo al panorama online para crear vuestros propios planes de social media y vuestras estrategias de marketing en redes sociales.

Segunda parte

Escrito por Zulma Sierra