Explicábamos en un post anterior las ventajas de que nuestro restaurante tenga un buen marketing en redes sociales, estando en las principales e interactuando con nuestros actuales y potenciales clientes para darnos a conocer, explicar nuestro menú y diseñar un plan de marketing.

Pues bien. En este artículo nos detendremos en las redes sociales más comunes y daremos tips útiles para aprovecharlas en nuestro beneficio.

Facebook

Decíamos que siempre es importante contar con una foto en nuestros mensajes y esta ley para Facebook es indiscutible, porque está comprobado que los posts con imágenes cuentan con un 180% más de compromiso (compartidos, me gusta, comentarios) que los posts que sólo tienen un link.

Procura que la imagen de portada de tu página en Facebook (851 x 315 pixels) invite a quedarse. Un nuevo plato, un plano general de tu local lleno de comensales, un acercamiento a la cocina en acción… ¡Ideas hay muchas! Lo importante aquí es respetar el espacio horizontal que ofrece la página para anunciarse. ¿Cada cuánto cambiar la imagen de portada? Cada dos semanas es un buen margen, pero esto dependerá de tu plan de social media.

La imagen del perfil (180 x 180 pixeles) sí debería mantenerse fija porque es la que da  identidad a tus mensajes por toda la red. Es tu firma corporativa y, por tanto, conviene mantener allí el logo del restaurante

En cuanto a los posts, procura tener un banco de imágenes propias hechas por un profesional, en la que se destaquen tus menús y tus especialidades; así podrás ir combinando mensajes con estas fotos y nunca te faltará material para publicar.

Por cierto, ¿has probado a incluir vídeos en tu página de Facebook? Es muy fácil y divertido y a la gente le encanta. ¿Qué tal el chef hablando sobre su plato estrella o un comensal recomendando un menú mientras tú lo grabas? Aquí también caben las historias como elemento emocional: por ejemplo, algún cocinero puede contarnos cómo llegó hasta tus fogones y por qué le apasiona la comida.

Ser seguidor de tu restaurante en Facebook tiene que representar ventajas: ofertas especiales, concursos, secretos del chef, menciones especiales… No desaproveches las oportunidades que ofrece el universo Facebook en cuanto a APP para promover concursos; banderitas de recomendación por responder rápido los mensajes de los usuarios y, por supuesto, la gran capacidad de segmentación que ofrece a la hora de diseñar anuncios publicitarios.

marketing en redes sociales 5

Instagram

El reino de los selfies y los hashtags tiene sus propias reglas, aunque muchas veces los usuarios prefieren compartir el mismo contenido, al mismo tiempo, en Facebook e Instagram. Es una opción legítima pero lo recomendable sería tener una estrategia propia para Instagram en la que decidamos unos hashtags (etiquetas) propios para nuestro local.

Es decir, no es suficiente con que nuestras etiquetas estén en sintonía con las tendencias (todo el mundo cuelga fotos de comida con la etiqueta #food) sino que es importante darle un valor agregado a nuestra imagen con etiquetas que ayuden al comensal a localizarnos o que le indiquen en qué tipo de comida estamos especializados. Poner el nombre del barrio o de la zona comercial donde estemos es una buena idea  (#PaellaGracia, #ChuecaGinTonic #StreetFoodValencia, etc)

Otro tip importante para Instagram es que aquí hay pequeños nichos ansiosos por diferenciarse. Si proponemos un concurso a nuestros clientes con una etiqueta específica, los tendremos colgando fotos tal y como les hemos propuesto e interactuando entre ellos. Encontrar gente que comparta nuestros gustos e intereses en Instagram siempre es un placer.

Y por favor, no olvidar: Instagram es un sitio para poner fotos chulas. Si  no conseguimos que nuestra comida salga en la foto con todo su esplendor, pues no la publicamos. Buscamos la mejor luz o el mejor ángulo hasta que demos con la foto que sí merece ser colgada.

Fotos de los empleados trabajando, de las ollas y sartenes en acción, de los clientes simpáticos, siempre son bienvenidas… ¡Ah! y otra particularidad es que muchos usuarios de Instagram estarán buscando qué o dónde comer al mediodía. ¡Aprovechemos las horas punta para invitarlos a nuestro restaurante con fotos irresistibles!

Twitter

Aquí también valen las imágenes pero, sobre todo, los links. Invitar a la acción, a través de Twitter, es fácil (sólo necesitas 140 caracteres) y garantiza interacción. Si no tienes una web a donde redirigir a tus usuarios, puedes enlazar con imágenes de Instagram o con posts de Facebook y lograr un efecto multiplicador.

El tema de las etiquetas también es muy importante porque, tal y como sucede con Facebook, la gente usa el buscador de Twitter para encontrar términos (en nuestro caso, comidas) o nombres de locales. La red del tiempo real hay que aprovecharla en las horas cruciales de nuestro negocio y subir tweets con propuestas para el desayuno, la comida, la merienda o la cena en las horas en las que la gente necesita esta información.

También puedes promover concursos entre los usuarios de Twitter con un hashtag específico y ganarás en audiencia e interés. Lograr que la gente comparta un mensaje (para ganar una cena para grupo, por ejemplo) es una buena estrategia para viralizar un contenido.

Geolocalizar los tweets y los mensajes en Instagram también da valor añadido a tu mensaje porque le aportará información útil a tus clientes.

Escrito por Zulma Sierra