Volvemos a la carga tras el parón veraniego. Y volvemos con ganas, pilas cargadas y todo a punto para proseguir con el beachlifeproject. En esta entrega, proponemos una propuesta gastronómica distinta, ya que el tema es muy especial: la complicidad. Una complicidad que hemos encontrado en una quedada entre dos amigos/as, un domingo cualquiera, para preparar e ir hacer un buen brunch a la playa. Aprovechando aun el buen tiempo que ofrece septiembre y también, aprovechando los productos y picnics que os hemos ido presentando en las anteriores entregas (#frescor, #atardecer) para su preparación.

Desde nuestra web hermana Brunchear.com, hemos rescatado algunas recetas e ideas para inspirarnos en nuestro brunch playero, y así salir de casa preparados para un magnífico picnic/almuerzo en la playa, lleno de complicidad y magnífica comida homemade.

 

fritattaEl huevo es un ingrediente indivisible en un brunch, pero nuestra intención es llegar a la playa, comer tranquilos y sin demasiada complejidad. Así que hemos elegido para empezar una frittata de cebolla, fácil de preparar y fácil de llevar. De origen brasileño, la frittata se puede preparar con anterioridad, ya que es un plato que se sirve tanto frío como caliente.

Ingredientes

– 8 huevos

– 50 gr de queso parmesano rallado

– 3 hojas de albahaca fresca troceada

– 3 hojas de salvia fresca picadas

– 5 gr de romero picado

– Un pellizco de sal yodada

– 4 gr de pimienta fresca molida

– 3 cucharadas de aceite virgen extra

– 225 gr de cebolla en rodajas finas

– 80 gr de ricotta (sin desnatar)

Preparación

Precalentar el horno a 200ºC. Batir los 7 primeros ingredientes (huevos, parmesano, albahaca, romero, sal, pimienta y aceite virgen extra) en un bol y lo apartamos. Calentar aceite a temperatura media en la bandeja que vayamos a usar para el horno. Añadimos la cebolla y la salteamos hasta pocharla, durante unos 6 min. aproximadamente. Bajamos la temperatura y añadimos la mezcla con el huevo. Después, con una cuchara vamos repartiendo equitativamente la ricotta por encima. Cocinarlo durante unos 2 min. y pasarlo al horno. Dejarlo aproximadamente entre 7-9 min y listo.

 

granola-roasted-pears-fAprovechando que el horno está caliente, vamos a proseguir con una receta dulce: peras asadas con granola. Esta receta sirve tanto para el desayuno como para el postre y en este caso, hará un poco de ambas cosas. La preparación no dura más de 35 minutos: 5 para tenerlo todo a mano y 30 para que esté listo.

Ingredientes para 1-2 personas

– 1 pera madura (a tu elección)

– 2 cucharaditas de sirope de arce

– 1 ½ cucharadas de mantequilla sin sal

– 5   ½ cucharadas de copos de avena

– 1 cucharada de nuez molida

– 1 cucharada de arándanos desecados

– 1 cucharada de azúcar moreno

Preparación

Precalentamos el horno a 190º. Cortamos la pera por la mitad y quitamos las pepitas. Situamos la parte cortada boca arriba sobre el molde o bandeja que vayamos a utilizar para el horno. Vertemos gotas de sirope y media cucharada de mantequilla derretida. Cuando acabamos, lo dejamos a un lado. En un bol pequeño, mezclamos los copos de avena, las nueces molidas, los arándanos y el azúcar moreno con las manos. Después añadimos a la mezcla  el resto de mantequilla derretida. Esparcimos la mezcla sobre las mitades de la pera, presionando ligeramente para que permanezca pegado. Metemos la bandeja en el horno y dejamos que la pera se haga durante 25 minutos. Podéis asegurararos de su cocción pinchándola, si está tierna estará lista.

Bloody Mary Coctail with celery stalk and pitcher.Pero todo esto, y aun con más motivo en la playa, tendrá que ir acompañado de algo para beber. Pues bien, sin desviarnos de lo que sería un brunch perfecto lleno de complicidad, nos hemos decantado por la elaboración del coctel ideal para el brunch, un sabroso Bloody Mary. La preparación e ingredientes es realmente sencilla, únicamente tendremos que transportarlos para prepararlo in situ bien frío. Primero, podemos introducir bastante hielo en un vaso grande para añadir luego el vodka, la salsa de tabasco y el zumo de limón. Luego añadiremos el zumo de tomate y mezclaremos todos los ingredientes, mientras añadimos sal y pimienta.

Empezar un domingo en compañía de amigos, cocinando y proseguir en la playa, es algo que no se hace con cualquiera, solo con quien tenemos una gran complicidad. Y si estas recetas os parecen complicadas de preparar, siempre os queda la opción de quedar directamente en el chiringuito de VaiMoana y probar su delicioso brunch en la misma playa de Barcelona. Nosotros ya hemos probado ambas opciones 😉

 

Si te ha gustado, no dudes en compartir este artículo 🙂

#complicidad #recuperemoslaplaya #vaimoana #beachlifeproject

Fotos: Brunchear.com