¿Qué sabemos de la comida brasileña?

El próximo 12 de junio millones de personas estarán pendientes del pitido inicial del Mundial de Fútbol 2014, que se extenderá hasta el 13 de julio. Paralelamente, el Ministerio de Cultura de Brasil organizará más de 1200 actos y eventos culturales para dar a conocer las tradiciones del país a los visitantes y además, las doce ciudades sedes del Mundial han previsto conciertos, batucadas y pantallas gigantes al servicio de los turistas. Dos años después, en el verano de 2016, la ciudad de Río de Janeiro acogerá los Juegos Olímpicos.

Conclusión: Brasil está de moda, y  está claro que en medio de tanta fiesta, la comida será protagonista. Por eso, hemos querido hacer un pequeño compendio de lo mejor de la Gastronomía carioca, que tiene mucho que enseñarnos en cuanto a ingredientes y fusiones.

pastel-de-feira1Street Food Brazil

– Pastel de feira. También conocida como la “empanada brasilera”, no la puedes dejar pasar si estás caminando por las calles de Sao Paulo. En la receta original la masa lleva harina de trigo, cachaça o vodka, aceite, sal y agua, y el relleno tiene queso mozzarella, camarones (gambas), pimienta y orégano. Sin embargo, son tantas las variedades que es posible encontrar Pastel de feira para todos los gustos.

– Tacacá. Es una sopa muy común en el norte del país y lleva dos ingredientes que difícilmente pueden localizarse fuera del Amazonas: la hierba jambú y el caldo tucupí (elaborado con mandioca o yuca). Cuando caminas por la tarde en Belém do Pará es común visitar un puesto callejero en el que una tacacazeira te servirá el tacacá muy caliente.

– Acarajé. Es típico de Bahía y consiste en un bollo elaborado con judías y gambas que se pasa por aceite hirviendo y se sirve con una salsa de pimienta, vatapá (harina, jengibre, pimenta, cacahuete, leche de coco y aceite de palma) o caruru (preparado con una verdura originaria de África, cebolla, anacardos, cacahuetes y gambas).

Un buen brunch

Para desayunar o almorzar en Brasil es imprescindible la fruta. En este país tropical hay 312 especies autóctonas que merece la pena explorar tanto en su forma original como en sus diversas preparaciones:

– Jabuticaba: silvestre, agridulce, que crece en los tallos de los árboles y aunque tiene una cáscara resistente, su interior es jugoso y saludable.

pitanga– Pitanga: es roja, dulce y rica en vitaminas. Se consume fresca con un poco de azúcar o se prepara en mermeladas y jaleas.

– Cajú: su pulpa es agridulce y por lo tanto, muy demandada para conservas, gelatinas y vinagre; y su nuez es reconocida por sus propiedades nutricionales y utilizada en postres.

Los mejores restaurantes

Sin duda alguna, quien pueda hacer una reserva con anticipación debe ir al D.O.M. del reconocido chef, dom-4Álex Atala. Aquí el arroz, el palmito, los brotes y flores y las hormigas comestibles adquieren nuevas dimensiones que merece la pena probar y compartir. Ubicado en Sao Paulo, el D.O.M. está catalogado como el mejor restaurante del continente americano y uno de los 50 mejores del mundo.

Otro restaurante de alta categoría en el que puede redescubrirse la comida brasileña es el Mani, de Helena Rizzo. Ella fue elegida la mejor chef del mundo 2014 por Veuve Clicquot y en su querido Mani (también en Sao Paulo) ofrece ingredientes únicos de esta gastronomía como la mandioquinha, la jabuticaba o la pupunha.

En Río de Janeiro es recomendable ir al Espírito Santa donde se preparan platos basados en mariscos y peces propios de la región y al Aprazível, que se destaca por ofrecer comida tradicional y artesanal.

No se a vosotros pero a nosotros nos ha entrado muchas ganas de viajar a Brasil con este artículo…

Zulma Sierra, sígueme en @zulmaandrea