La combinación de dos recursos gratuitos online

En la creación de un presupuesto de marketing para un restaurante, este recurso es quizás el más potente, pero el más difícil de evaluar, ya que dos factores están influenciando a los clientes. Por ejemplo, un buen flujo de visitantes en línea puede ser atraído por un descuento. Se puede poner un pequeño descuento en un anuncio de Google y los clientes vendrán al restaurante dudando menos. Pero, ¿cuánto cuesta el anuncio y de cuánto es el descuento?

Aquí también hay trucos para medir lo que está impulsando las decisiones de los clientes, pero son los más complejos, ya que hay que aislar el marketing direccional del de incentivo.

Pero si se pone un descuento delante de muchos ojos, puede que se obtenga el impulso adecuado para el negocio, ya que un pequeño descuento (copa de vino con tapa) no es realmente atractivo para los cazadores de gangas obsesivos.

Este tipo de acciones/promociones, cada vez son menos costosa y, a veces incluso pueden ser gratuitas. Existen herramientas gratuitas para proporcionar descuentos, como el uso de medios de comunicación social o el sitio web/blog. Un uso hábil e interesante de Foursquare, Facebook y Twitter puede mantener a los clientes interesados en el restaurante. El truco está en proporcionar valor coherente con la marca sin ser pesados. Incluso el marketing por correo electrónico (que no siempre es gratis) añade la posibilidad de captar la atención a los clientes. A veces, estos son mucho mejor que los anuncios en línea. Con el auge de las herramientas online gratuitas, los restaurantes tienen más opciones sobre la mesa.

 

¿Cuál es la mezcla correcta?

ideas_blogLa mayoría de las veces, el método más sólido es la combinación. O al menos la combinación del marketing que se puede controlar, con todas las acciones que hemos comentado a lo largo de estos tres artículos (parte 1, parte 2).

Es mejor construir de forma gradual y ver el nivel de eficacia en el negocio de cada una de las técnicas de marketing. Dependiendo de los objetivos de cada uno algunas técnicas caerán por el camino. Por supuesto, un nivel de creatividad puede significar menos costes y la obtención de resultados similares, pero se ha de ser constante y estar comprometido con la búsqueda de esas ideas y asegurarse de que son factibles.

Periódicamente (cada 2 o 3 meses), se tendrá que revisar el plan elegido y reflexionar. El marketing nunca se debe poner en piloto automático y sobre todo, pensar a largo plazo para que se pueda tener una estimación aproximada del valor de todos los movimientos. Al fin y al cabo, los números a la larga darán la lectura real, más que las estimaciones subjetivas.

Tomemos la dirección que tomemos, es importante que por lo menos podamos recuperar del 3% al 6% de la inversión inicial.

Si te ha gustado, ¡a compartir! 🙂