De seguidor a cliente… la mejor conversión para tu negocio

Ya conseguimos los miles de “me gusta” que esperábamos en nuestras redes sociales. ¿Y ahora, qué? ¿ cómo convertir fans en clientes?

La llamada conversión de leads en ventas es la tarea más complicada a la que se enfrentan los responsables de marketing de las empresas. Por eso, lo primero que se recomienda es “mimar” a los contactos que se acercan a tu web o a tus redes sociales en busca de información.

En términos generales, definimos un lead como el conjunto de datos que ha dejado un internauta en nuestro formulario de contacto. Esa persona buscó algo específico en Internet y de toda la oferta encontrada, se interesó en ti y se tomó el tiempo de escribirte y dejarte sus datos (nombre, e-mail, teléfono, etc.).

¿Todos los leads son de calidad? Está claro que no. Algunos se convertirán en ventas y esos serán los buenos. Si por cada 100 leads, conseguimos 10 ventas, estamos hablando de una conversión del 10%… Nada despreciable, ¿no?

convertir fans en clientes2

Paso a paso

Responder rápido es el primer paso. Una persona (léase contacto, usuario o seguidor) que tiene interés en algún producto o servicio de tu restaurante y que ha utilizado Internet para localizarte, espera una respuesta rápida de tu parte. No dejes que se enfríe su interés, porque entonces pensará que no estás atento a tu estrategia online y, por tanto, tu formulario de contacto o tu muro de redes sociales es una bonita fachada inservible.

Posicionarte una y otra vez como el mejor en tu área es un segundo paso que no se puede descuidar nunca. Mantener activo el blog (si es que lo tienes), responder comentarios en foros y webs especializadas y consentir a tu comunidad de usuarios en redes sociales con todo tipo de información: fotos, noticias, opiniones, saludos, etc… son acciones que le dejarán claro a todo el mundo que tu local entró de lleno en el siglo XXI y que lo tuyo es el marketing online.

Otra estrategia importante es conocer tus leads. ¿Por dónde llegan? ¿qué leen? ¿qué comparten? ¿hacen click en tu newsletter o en tus mails eventuales? ¿cómo navegan por tu web? ¡Estadísticas, estadísticas, estadísticas! Alguien tiene que estar atento a si la estrategia online está dando los resultados esperados y cómo debería replantearse en función de los hábitos de los usuarios.

Por supuesto, toda esta tarea tiene que ir acompañada de un plan de Social Media (enlazar). Ya hemos dicho en otras ocasiones que no basta con tener un perfil en redes sociales si detrás no hay unos objetivos, una planificación y unas acciones concretas.

Si has dicho adiós a los flyers y le has dado la bienvenida al marketing online, es hora de que inviertas toda tu energía y tu creatividad en Internet. Si ya sabes que tus clientes (actuales y potenciales) se mueven a diario en redes sociales, se dejan orientar por los buscadores especializados y miden tu reputación online antes de entrar en tu local, entonces: ¡ve a por ellos y conquístales!

 

Zulma Sierra, sígueme en @zulmaandrea