Tienes un bar, un restaurante, una cafetería… y por supuesto, tienes un sitio web. Los clientes llegan a tu web para tener a mano los datos de contacto de tu local, conocer el menú, buscarse en las fotos que cuelgas a menudo y enterarse de tus novedades.

Para ello, cuentas con un blog que actualizas periódicamente y que conectas con tus redes sociales. Asumiendo que tienes tiempo para mantener vivos todos tus canales de comunicación online, seguramente te habrás preguntado cómo mejorarlos. Cómo lograr que las visitas a tu blog o los “me gusta” en tus redes sociales se conviertan en visitas reales a tu local.

Lo primero, en cualquier proceso de marketing digital, es revisar el contenido qué ofreces. ¿Es novedoso? ¿es original? ¿es útil? ¿engancha? ¿se puede compartir? Si cuentas con un producto online que reúna todas estas características, ya habrás dado un primer paso fundamental en tu posicionamiento web y de ahí a las ventas, falta poco.

Aquí te damos unas pistas básicas sobre la redacción y posicionamiento de blogs:

Títulos virales

Piensa que Twitter sólo admite los primeros 70 caracteres de un título así que, partiendo de esa base, habría que diseñar títulos cortos y atractivos. Y no por ser más original, un título resulta más visible: también es importante que contenga las palabras clave que nos interesan para el posicionamiento, es decir, palabras con las que muy probablemente nos busque la gente en Internet.

Un título en forma de pregunta es una buena fórmula, porque da la sensación de que el artículo revelará respuestas prácticas, sin embargo no hay que abusar del esquema porque los lectores habituales podrían aburrirse.

A nivel técnico, resulta importante revisar el título antes de publicarlo para ver cómo quedará el link. Los gestores de blogs nos ofrecen la posibilidad de acortar el link para que solo contenga las palabras que consideremos relevantes.

Por ejemplo, no es lo mismo: /el-sushi-en-los-mejores-restaurantes/ que /sushi-restaurantes/

Crear expectativa y emoción con el título es otra táctica exitosa: nos permite el suspenso y obliga al lector a abrir el link para ver de qué se trata. Pero ojo: si el artículo es muy decepcionante, lo habremos echado todo a perder. Título y contenido deben ser igual de apasionantes.

como-posicionar-un-blogJugar con Google

¿Has probado a incluir tu título en el buscador para ver si hay muchos artículos al respecto y con las mismas palabras? Éste tendría que ser el primer paso, antes de publicar en tu blog. Si hay muchos títulos similares o demasiada información relacionada, cuida las palabras con las que estás invitando a tus lectores a encontrarte. Produce algo original para que, con las mismas palabras con las que buscan, encuentren un contenido novedoso.

Postear en Google+ también es una buena idea. La red social del buscador te ayudará a ganar puntos en el posicionamiento a nivel general.

Redes sociales a tope

Y por supuesto, viraliza todo lo que puedas tu contenido. Un buen post, compartido en tus propias redes sociales y colgado en el muro de amigos o clientes que estén encantados de compartir tu información, te ayudará a posicionar tu blog y, por supuesto, tu web. Mientras más gente se entere de lo que has escrito, mayor resonancia tendrás.

Mayúsculas, las justas

Un título en mayúsculas es un grito al oído. Respeta las normas de cortesía en Internet y utiliza las palabras en mayúsculas sólo en casos estrictamente necesarios y cuando realmente quieras realzar un concepto por encima de la frase. En términos generales, usamos la “negrita” o bold cuando queremos destacar una palabra. De hecho, se aconseja la práctica de usar las “negritas” en palabras que ayuden al posicionamiento web o para destacar los nombres de personas o empresas que consideremos importantes.

En este sentido, también hay que poner links a otras webs que puedan complementar la información que estamos ofreciendo. Recuerda que Internet es el reino de la solidaridad y el colaboracionismo, así que mientras más enlaces recuerdes en tus posts, más rebotes de otras webs te podrán llegar… y beneficiar.

¿Repeticiones?, sí otra vez

A diferencia de los textos académicos o periodísticos donde intentamos buscar el máximo de sinónimos para no repetir palabras en el mismo párrafo, en los blogs se aconseja repetir conceptos o palabras que refuercen nuestra idea principal y ayuden a los buscadores a encontrarnos. Que no te dé miedo incluir el nombre de tu restaurante varias veces o mencionar el ingrediente estrella de tu menú repetidamente. Seguro que el lector habitual de Internet lo entenderá y los buscadores te lo agradecerán.

Hablemos de lo que importa

En varias ocasiones hemos dicho que no hay que abusar de las noticias propias. Si actualizas tu blog o tus redes sociales cada semana con notas que sólo hablan de ti y tus productos, terminarás aburriendo. ¡Claro que hay que hacerse auto-publicidad!, pero no a diario. Planifica las veces que escribirás sobre ti mismo y tus bondades y distribuye el resto del tiempo en explicar temas que a tus clientes, proveedores o potenciales clientes les puedan interesar: novedades del mundo gastronómico y vinícola, eventos en la ciudad, fotos curiosas, recetas, etc.

Si os gustan estas claves para vuestro blog, no dudéis en aplicarlas y sobretodo en compartir este post 😉

Zulma Sierra, sígueme en @zulmaandrea