Algunas bodegas en su oferta, han ofrecido durante mucho tiempo catas y degustaciones. Con el crecimiento de los clubes de vino, blogs relacionados, las redes sociales y la cultura que se ha generado en torno a las catas, las bodegas más pequeñas a menudo encuentran en sus salas de cata, una importante fuente de ingresos.

Siguiendo esta tendencia, las catas y degustaciones en restaurantes, también pueden ser una vía más de sacar todo el potencial y provecho al negocio, ya sea con eventos relacionados con el vino u organizando catas en el mismo local.

Aprovechando la popularidad de las catas, el vino se puede ofrecer de muchas maneras diferentes. Estas catas de vino pueden parecerse a los eventos tradicionales de cata, con grupos ya establecidos, o pueden hacerse menús para la ocasión, y hacer un evento de degustación privado y noches temáticas donde los chefs van más allá de la oferta habitual del restaurante.

Comercializar un evento

En la mayoría de los casos, los restaurantes están en mejor situación para ofertar ciertos eventos, siempre y cuando den a conocer las bondades de su negocio. El maridaje de comida y vino es una estrategia mucho más convincente a la hora de comercializar un evento en un restaurante, que si se trata de una cata simple. La comida es la atracción principal de casi todos los restaurantes y el núcleo de la marca.

Estos menús degustación pueden servir a los chefs de tests de prueba, a modo de vista previa de los posibles cambios en el menú, introducir alimentos étnicos que no tienen suficiente atractivo para vender regularmente u ofrecer una prueba de cada plato del menú del restaurante.

Algunos ejemplos:

• La degustación de postres, ideal para las familias y los días festivos.

• Vino y queso. Maridaje perfecto y recurrente, pero con mucha salida. A todos nos gusta. El fin es simple: incentivar la rotación de vinos de la carta y dar a conocer nuevos quesos.

• Pastelerías especializadas pueden organizar catas privadas para las personas que quieren casarse o para cumpleaños.

Cata-postres

Preparar una degustación

La elección y perfeccionamiento en el tema de las degustaciones, es esencial para la promoción de un evento con éxito. Si se trata de una cata de vinos, decidir el país, si se trata de una región o varietal. Se ha de contar una historia, no hacerlo porque sí.

Del mismo modo, los restauradores pueden preparar degustaciones basándose en la geografía, productos locales sostenibles, productos que se encuentran en el menú del restaurante, las comidas étnicas, aperitivos, entrantes, sopas o alimentos de temporada.

Promover el evento con pósters, comunicados de prensa a los medios de comunicación locales y promociones de cooperación con proveedores, organizaciones de caridad u organizaciones del barrio.

Y no os olvidéis, que la publicidad del evento en la página web del restaurante, páginas afines, blogs y redes sociales, es básica.

Escrito por Carlos García